El cuidado bucal apropiado para ti y tu bebé

Nunca es demasiado temprano para poner en práctica el buen cuidado bucal, y nunca es demasiado tarde para comenzar. El embarazo y la bienvenida del recién nacido son dos etapas muy emocionantes para la mujer. Así mismo, es buen tiempo para enfocarse en el cuidado dental de la futura mamá. Incluso, es buen tiempo para pensar en el cuidado del recién nacido. 

La enfermedad de las encías y el embarazo

El cuidado prenatal de la madre incluye el cuidado dental. La enfermedad de las encías, también conocida como enfermedad periodontal, es una infección bacteriana continua que causa inflamación. Esta afecta las encías y la estructura ósea que sostiene los dientes. Cualquier infección durante el embarazo es preocupante, incluso las infecciones en las encías.

Muchas veces las personas no saben que tienen una enfermedad en las encías. Algunas veces no se presentan los síntomas sino hasta que la enfermedad está en una etapa avanzada. Pero se ha comprobado que el tratamiento exitoso de la enfermedad de las encías reduce el riesgo de complicaciones durante el embarazo. Por lo tanto, es importante prestar atención a las advertencias. Estas incluyen, inflamación y enrojecimiento de las encías y sangrado de las encías al cepillarse los dientes o usar hilo dental. El mal aliento persistente que no se puede eliminar también es otra señal. 

La salud del bebé comienza desde que está en el vientre. Así como es importante que la mamá se alimente sanamente, también es importante planificar el cuidado de las encías y los dientes. 

La prevención tiene sus ventajas

El cuidado dental diario puede ayudar a manejar o prevenir la enfermedad de las encías. Sigue estos consejos:

  • Cepíllate los dientes por lo menos dos veces al día.
  • Evita las botanas (snacks) saturadas con azúcar.
  • Consulta a tu dentista dos veces al año.
  • Usa hilo dental ¡todos los días!, esto es muy importante.
  • Procura alimentarte con comidas saludables.

Algunos consejos:

  • No dejes que tu bebé duerma con el biberón.
  • Limita las bebidas azucaradas.
  • Lleva a tu bebé para que le hagan un examen dental al cumplir los 12 meses de edad.
  • Limpia los dientes del bebé con un paño o pedazo de tela. Usa un cepillo dental con fibras suaves tan pronto notes que los diente comienzan a salir.

Pregúntale a tu dentista sobre los riesgos que conlleva la enfermedad de las encías. Tú y tu dentista pueden ponerse de acuerdo sobre el cuidado dental de tu hijo. Consulta los detalles de tu cobertura para ver los servicios dentales incluidos. Infórmate sobre la enfermedad de las encías. Las investigaciones sugieren una posible conexión entre la enfermedad de las encías con las enfermedades cardiovasculares, los derrames cerebrales, la obesidad y la diabetes. 

Más consejos sobre el cuidado bucal y la salud en general en nuestro sitio web. Inicia sesión en Blue Access for Members®. Busca la pestaña “My Coverage” (Mi cobertura) y, luego, haz clic en “Dental” para visitar la página “Dental Wellness Center”.

Cuando comenzar con el cuidado de los dientes del bebé
Los hábitos saludables deben comenzar tan pronto nazca tu bebé. Los padres pueden propagar bacterias en la boca del bebé con algo tan sencillo como un beso en los labios o compartiendo una cuchara, y esto puede causar caries. Los dientes del bebé son importantes, por lo tanto, inicia un programa de cuidado dental para tu bebé, aunque aún no le salen los dientes. 

¡Llama hoy mismo para programar una consulta dental!

Fuentes: American Academy of Pediatrics

Comentario

INGRESA para compartir tus comentarios o REGISTRATE hoy para ser un miembro de Connect.