Llegó la temporada de la gripe: Véncela antes de que te venza a ti

¡No temas, protegerte ahora puede ayudarte a mantener alejados a los gérmenes durante todo el invierno! La temporada alta de la gripe es entre diciembre y febrero, y ya se han reportado brotes extensos de la gripe en varios estados. ¿Tienes alguna pregunta o inquietud sobre la gripe? ¡Conoce los detalles enseguida!

Gérmenes en movimiento
¿Qué es la gripe y cómo se propaga? La gripe (o influenza) es una enfermedad respiratoria que se propaga mayormente de persona a persona a través de la tos y los estornudos. La gripe se puede propagar antes de que se presenten los síntomas. Así que, otros pueden contagiarla antes de saber que la tienen. Este es un motivo más para protegerte con la vacuna contra la gripe, y evitar los escalofríos, la fiebre y las temperaturas altas que causa la gripe.

Toma unas dos semanas para que la vacuna te proteja contra el virus de la gripe, así que, sé precavido y, además de vacunarte, evita la gripe.

  • Limpia y desinfecta las superficies y los objetos que pudiesen estar contaminados con gérmenes como la gripe.
  • Cúbrete la nariz y la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar. Tíralo a la basura después de usarlo.
  • Lávate con frecuencia las manos con agua y jabón. Si no tienes agua y jabón al alcance, usa un desinfectante a base de alcohol.

¿Cómo me protege la vacuna contra la gripe? 
En sí, ¿contra qué me protege la vacuna? Cada año la vacuna contra la gripe se modifica para protegernos contra los tipos de virus de la influenza que los científicos creen que predominarán durante la temporada de gripe. Aún en años en los que los virus de la influenza cambiaron durante la temporada, los anticuerpos en una vacuna todavía pueden protegerte un poco.

Desmitifiquemos los mitos sobre la gripe
No permitas que el gran mito de la vacuna contra la gripe te detenga: la vacuna contra la gripe no te contagia de gripe. 

Existen algunos posibles efectos secundarios que, por lo general, son leves. Es posible que el área donde se administre la vacuna se ponga roja, duela o inflame, pero medicamentos de venta libre para el dolor pueden ayudarte a lidiar con los leves efectos secundarios. Pídele a tu médico que te dé más información.

¿Quién, yo?
¿Todos deberían vacunarse contra la gripe? Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que, para la temporada de gripe, los niños pequeños mayores de 6 meses de edad, las embarazadas y las personas mayores de 65 años deberían vacunarse contra la gripe. Los niños menores de 9 años podrían necesitar doble dosis de la vacuna por temporada, pero una dosis por temporada es suficiente para los demás. 

Es posible que se recomiende una vacuna con una dosis mayor para personas mayores de 65 años. Debido a que las defensas se debilitan con los años, las personas mayores corren un mayor riesgo de sufrir complicaciones a causa de la influenza (gripe). La vacuna con una dosis más alta podría ayudar a las personas mayores a tener una mejor reacción inmune resultando en mejor protección contra la gripe. 

Parte del grupo
Tú sabes que vacunarte te protege. Pero ¿sabías que también protege a tu comunidad y a tus seres queridos? Vacunarte disminuye las posibilidades de que propagues el virus, el cual puede ser peligroso para los niños pequeños, las personas mayores y las personas con condiciones médicas crónicas. Vacunarte para proteger a otros se conoce como “inmunidad colectiva (de grupo)”. Las personas que se vacunan ayudan a proteger a aquellos que no pueden vacunarse. 

¿Qué pasa si me enfermo de gripe?

Los síntomas de la gripe incluyen fiebre, tos, dolor de garganta, goteo o congestión nasal, dolor de cuerpo, escalofríos y fatiga. Si experimentas alguno o todos estos síntomas, busca atención médica de inmediato. Existen medicamentos antivirales disponibles que pueden usarse para tratar la enfermedad, pero estos son más efectivos si se administran en los primeros dos días, cuando apenas comienzan síntomas. Ten en cuenta que, ¡donde se recibe la atención médica sí importa! A menos que tu condición médica realmente ponga en peligro tu vida, evita acudir a la sala de emergencias donde podrías gastar mucho más de tu bolsillo por recibir el mismo nivel de atención que podrías recibir en otro lugar. Ponte en contacto con tu médico de cabecera o, si tu cobertura médica te lo permite, acude al centro de atención médica inmediata más cercano.

Comentario

INGRESA para compartir tus comentarios o REGISTRATE hoy para ser un miembro de Connect.