Salud del hombre: ¿Conoces los signos de un ataque cardíaco silencioso?

Salud del hombre: ¿Conoces los signos de un ataque cardíaco silencioso?

Salud del hombre: ¿Conoces los signos de un ataque cardíaco silencioso?

Read in English¿Crees que sabes lo que sentirías si tuvieras un ataque al corazón?  Considera lo siguiente.

Los ataques cardíacos silenciosos, conocidos como infartos de miocardio (SMI, en inglés), representan el 45% de los ataques al corazón. Y tienen más probabilidad de afectar a hombres que a mujeres.

Estos infartos se confunden con problemas menos graves, lo que aumenta el riesgo de muerte.

No dejes pasar demasiado tiempo antes de pedir ayuda. Si conoces las señales y las tomas en serio, pueden salvarte la vida.

¿Qué es un infarto silencioso?

Este tipo de ataques cardíacos se describen como "silenciosos" porque, cuando suceden, los síntomas no siempre se parecen a los de un clásico ataque al corazón.  Puede que no sientas dolor en el pecho o una presión extrema. Tampoco un dolor punzante en la mandíbula, en el cuello o en el brazo. O que no sientas una falta de aire repentina, mareos o sudoración.

Los síntomas pueden pasar rápidamente y ser leves, pero los infartos silenciosos le hacen daño al corazón y provocan problemas que pueden ser letales.  Las señales silenciosas pueden incluir:

  • fatiga o un dolor o molestia;
  • dolor leve en la garganta;
  • dolor leve en el centro del pecho.

Los síntomas pueden confundirse fácilmente con una indigestión o con dolores generales, lo que lleva a los hombres a ignorarlos. Pero un infarto de miocardio silencioso es tan peligroso como los demás infartos.

Informa a tu médico si crees que tienes estos síntomas. Juntos podrán decidir si necesitas hacerte pruebas o acudir a un especialista en cardiología.

¿Qué puedes hacer?

Tómalo en serio. Las enfermedades cardíacas son la principal causa de muerte en EE.UU. Las mejores formas de protegerte son la concienciación y la prevención.

Haz lo que puedas para disminuir el riesgo. Los factores de riesgo de los infartos silenciosos son los mismos que los de cualquier otro ataque al corazón. Entre ellos están el tabaquismo, el sobrepeso y la falta de ejercicio físico. Los problemas de salud como la hipertensión y el colesterol alto aumentan el riesgo, al igual que la diabetes. Controlar esos problemas de salud es importante para tu salud y seguridad en general.

Puedes reducir tu riesgo con lo siguiente:

  • Conoce las señales de un ataque al corazón.
  • Mantén el peso, la presión arterial y el colesterol en un rango saludable.
  • Habla con el médico sobre tus resultados y pregúntale si necesitas tomar medicamentos.
  • No fumes ni consumas tabaco.
  • Limita el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Intenta hacer ejercicio la mayoría de los días de la semana.

No te saltes la atención médica preventiva. De acuerdo a Johns Hopkins Medicine,   los hombres tienden a ir al médico con menos frecuencia que las mujeres para sus chequeos médicos anuales. Esto significa que pueden perderse de importantes pruebas rutinarias para medir el colesterol, la presión arterial y el azúcar en la sangre. Estas pruebas ayudan a evaluar la salud del corazón.

Al saltarse los exámenes preventivos y las pruebas de detección, los hombres tienen menos probabilidades de descubrir si tienen cicatrices del miocardio, que son daños ocasionados por un ataque cardíaco silencioso. Un estudio reveló que el 80% de las personas con cicatrices del miocardio no sabían que las tenían  Y el estudio descubrió que los hombres tenían cinco veces más probabilidades de tener cicatrices del miocardio que las mujeres.

No asumas que eres demasiado joven para preocuparte. Algunos hombres con antecedentes familiares de ataques cardíacos en la juventud pueden correr el riesgo de sufrir un infarto a partir de los 30 o 40 años. Conoce tus antecedentes familiares y habla con tu médico al respecto.

Pide ayuda. Si te sientes deprimido, no lo ignores. La depresión está relacionada con las enfermedades del corazón. Muchos hombres intentan encubrir la depresión automedicándose o con otros comportamientos poco saludables en lugar de buscar ayuda. Si te sientes triste o desalentado consistentemente durante más de unas semanas, habla con tu médico.

Controla el estrés. El estrés puede elevar la presión arterial. El estrés extremo puede ser un "desencadenante" de un ataque al corazón.  Y algunas formas con las cuales la gente afronta el estrés, como comer en exceso, beber demasiado y fumar, también son malas para el corazón. Hay mejores formas de manejar el estrés, como hacer ejercicio u otros pasatiempos activos, escuchar música, salir al aire libre y meditar.

Control de la diabetes. Tener diabetes duplica el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca, según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.   Esto se debe a que el alto nivel de azúcar en la sangre provocado por la diabetes puede dañar a los vasos sanguíneos y a los nervios que controlan el corazón. Es fundamental hacerte pruebas para saber si tienes diabetes y, si la tienes, mantenerla bajo control.

Dedica tiempo para dormir.  No dormir lo suficiente también puede aumentar el riesgo de padecer hipertensión, obesidad y diabetes. Y todo esto puede aumentar el riesgo de un ataque al corazón. La mayoría de los adultos necesitan dormir al menos siete horas cada noche. Si tienes problemas para dormir con regularidad, habla con tu médico.

Toma medidas para proteger tu corazón y tu salud ahora. Y si en algún momento piensas que podrías estar sufriendo un ataque cardíaco, no lo dudes. Llama al 911 de inmediato.

Sources: The danger of “silent” heart attacks  Harvard Medical School, 2020; Heart Disease Facts  Centers for Disease Control and Prevention, 2020; 5 Heart Health Mistakes Made by Men - and How to Avoid Them  Johns Hopkins Medicine; How to Prevent Heart Disease  U.S. National Library of Medicine, 2021
Anonymous