Diabetes: Si no puedes prevenirla, podrías demorarla

Hay pequeños cambios que puedes hacer en tu dieta y estilo de vida que podrían rendirte grandes frutos para tratar o prevenir la diabetes. ¿Cómo? National Institutes of Health (HIH) indica que por lo general tenemos control de las tres causas principales de diabetes:

  • falta de actividad física, en pocas palabras, tienes que ver la forma de moverte;
  • exceso de peso, en especial la acumulación que suele aparecer alrededor del abdomen;
  • falta de sueño, aunque no lo creas, los malos hábitos de sueño pueden causar obesidad y diabetes.

Antes de compartir ideas de prevención, veamos qué es la diabetes.

Al comer, la mayor parte de los alimentos se transforman en glucosa, o azúcar, que el cuerpo usa como energía. La diabetes es una enfermedad en que los niveles de azúcar en la sangre, o glucosa en la sangre, son demasiado altos. El azúcar se mueve alrededor del cuerpo hacia las células con una hormona, llamada insulina y que es producida por el páncreas. El cuerpo de las personas con diabetes no produce suficiente insulina o no puede usar la insulina que produce. En ambos casos, el azúcar se acumula en la sangre. Con el paso del tiempo, esto puede causar ataques cardíacos, presión arterial alta, derrames cerebrales, ceguera, entre otras cosas.

Los dos tipos de diabetes

  • Tipo 1: El cuerpo no produce insulina. Las personas con diabetes tipo 1 necesitan recibir insulina diariamente.
  • Tipo 2: El cuerpo no produce suficiente insulina o no la usa eficientemente. Es el tipo más común de diabetes y es el tipo que puede mejorar con cambios al estilo de vida.

Además de los tipos 1 y 2 de diabetes, existe la prediabetes, que presenta niveles de glucosa en la sangre más altos de lo normal, pero que no son lo suficientemente altos como para ser diagnosticados como diabetes.

Muchas personas no saben que padecen prediabetes. Sin embargo, la prediabetes es reversible. A través del estudio Diabetes Prevention Program (DPP), NIH deduce que “millones de personas en alto riesgo pueden demorar o evitar el desarrollo de diabetes tipo 2 perdiendo peso mediante actividad física con regularidad y con una dieta baja en calorías grasas”.

Medicare te acompaña

Medicare cubre pruebas de diabetes para quienes estén en riesgo. Habla con tu médico si tienes sobrepeso, presión arterial alta, colesterol alto o antecedentes de diabetes en la familia.

Soluciones rápidas para demorar (o incluso prevenir) la diabetes

Desde luego, lo que hemos escuchado por años es que debemos comer mejor y hacer más ejercicio. ¿Y cómo se logra? Empecemos usando la imaginación. Hay muchas, demasiadas, cosas que se pueden hacer para ayudar. A continuación, te compartimos 10 ideas. ¡Todo lo que hagas por tu salud cuenta!

  1. Estaciónate más lejos de lo normal o bájate del autobús una estación antes.
  2. Cómete una naranja en lugar de tomar jugo de naranja.
  3. Toma agua natural en lugar de jugo, refresco, bebidas saborizadas o dietéticas.
  4. Cocina con especias en lugar de sal.
  5. No vayas de compras con hambre.
  6. Si necesitas un refrigerio entre comidas, ingiere frutas, verduras o alimentos integrales. ¡Incluso las palomitas sin sal pueden encargarse de quitarte el hambre!
  7. Siempre que puedas, sube y baja por las escaleras en lugar de ascensores y escaleras eléctricas.
  8. Da pasos mientras ves televisión.
  9. En lugar de ver televisión mientras comes, escucha música. (Comemos más mientras vemos televisión2)
  10. Come despacio. Hay estudios que demuestran que al estómago le toma unos 20 minutos avisarle al cerebro que estamos satisfechos3.

Demorar la diabetes es el primer paso de la prevención. Habla con el médico sobre la prueba de azúcar en la sangre y hazle saber si hay antecedentes en la familia, y no olvides aplicar cambios al estilo de vida.

Fuentes:

  1. “Trends in lifetime risk and years of life lost due to diabetes in the USA, 1985–2011: a modelling study”.The Lancet Diabetes & Endocrinology 2, núm. 11 (noviembre de 2014), pp. 867–874
  2. “Eating attentively: a systematic review and meta-analysis of the effect of food intake memory and awareness on eating”. American Journal of Clinical Nutrition, vol. 97, núm. 4 (7 de febrero de 2013), pp. 728-742.
  3. Gastrointestinal satiety signals II. Cholecystokinin”. American Journal of Physiology - Gastrointestinal and Liver Physiology, 286 núm. 2 (9 de enero de 2004), G183-G188 DOI: 10.1152/ajpgi.00434.2003.
Comment

SIGN IN to share your comments or REGISTER today to become a Connect member.